Dirección de Desarrollo Estudiantil concentra mirada en desarrollo integral de las y los estudiantes y su inserción en la vida universitaria

Autor: Vicerrectoría Académica|
Dando continuidad al plan de contingencia implementado desde marzo de 2020, la Dirección de Desarrollo Estudiantil (DDE) y todos sus servicios están enfocados en 2021 en profundizar el acompañamiento, apoyo y monitoreo al estamento estudiantil, para abordar sus necesidades en contexto de pandemia y poder además generar inserción a la vida universitaria cuya complejidad va más allá de la actividad curricular.

Para ello se han reforzado los equipos de trabajo, principalmente en las áreas de salud física y mental, así como también, un enfoque de evaluación y mejora en la implementación de los programas Propedéutico y de ingresos especiales, y en los planes de acompañamiento, actualizándose en correspondencia con la contingencia nacional.

De acuerdo con la Directora de la DDE, Sandra Gaete Mejías, esa dependencia de la Vicerrectoría Académica centra su mirada en el desarrollo integral de las y los estudiantes y en inducción e inserción a la vida universitaria.

“Aunque hemos tenido que desarrollar nuestras acciones de manera no presencial, hemos mantenido la vitalidad de nuestros servicios, gracias al respaldo institucional y al esfuerzo y dedicación de las y los profesionales que integran la DDE, quienes han logrado conjugar sus deberes profesionales con las complejidades que ha generado la pandemia al interior de nuestros hogares”, subrayó Gaete Mejías.

La Directora precisó que, al igual que en 2020, en 2021 se continúa con la modalidad de teletrabajo, atendiendo a las y los estudiantes por videollamadas, llamadas telefónicas y correos electrónicos, adaptándose a las condiciones del estudiantado, con el cual también se comunican a través de las redes sociales de los servicios.

En el caso del Servicio de Bienestar Estudiantil, continuará con los procesos Ministeriales críticos que, sin duda,  son de gran importancia para los estudiantes, como la asignación y carga de beneficios, el proceso de acreditación socioeconómica, procesos de postulación y/o renovación de becas de mantención Junaeb, proceso de postulación y/o renovación Crédito con Aval del Estado, convocatorias a toma de fotografías y revalidaciones de la Tarjeta Nacional Estudiantil y renovaciones de Fondo Solidario de Crédito Universitario, entre otros procesos esenciales.

Cabe mencionar que todos los apoyos estudiantiles que emanan del Servicio de Bienestar Estudiantil, tales como Ayuda Eventual y Beca en Dinero continúan activos en 2021, y si necesitan información, cada estudiante puede escribir a su Asistente Social correspondiente a su campus, para solicitar orientación.

Por su parte, el equipo de profesionales del Plan de Apoyo Estudiantil (PAE), integrado por psicólogos/as, trabajadores/as sociales y terapeutas ocupacionales, se mantiene a disposición de los y las estudiantes para ofrecerles apoyo y/o responder consultas.

En conjunto con los programas de acompañamiento, generan material informativo para los y las estudiantes relativo al cuidado y autocuidado en tiempos de crisis y consejos para la educación a distancia, además, de reforzar las comunicaciones institucionales a través de redes sociales, de manera de contribuir con un flujo de contenido constante que permita a los y las estudiantes generar un vínculo y encontrar apoyo en la universidad.

Las áreas de tutorías psicosociales, de atención psico-socio-ocupacional y vida universitaria e inserción en la Educación Superior serán sus tres ámbitos de acción.

En el caso del Servicio de Salud Estudiantil (SESAES), al igual que en 2020, en el presente año académico ejerce sus funciones mediante diversos niveles de atención y participación, tanto en formato individual (con intervenciones familiares cuando se requiere, según el caso), como también a toda la comunidad universitaria. Cabe mencionar, que dicho ejercicio laboral es llevado a cabo en modalidad virtual, dadas las características y necesidades propias del actual escenario.

Dentro de los niveles de atención y distintas áreas ofrecidas a la comunidad estudiantil, se contemplan los siguientes tipos: diagnóstico, atención clínica/psicoterapia, consejería, seguimiento, y derivación guiada, en caso de ser pertinente, según la evaluación del profesional con el cual se atienda el paciente.

Las y los estudiantes cuentan con acceso a material gráfico y audiovisual construido por los profesionales del servicio, así como también a instancias de convocatoria masiva en tiempo real, en formato de charla, live, conversatorio, entre otras actividades de carácter público. Gracias a la buena acogida que han tenido estas iniciativas por parte de la comunidad universitaria, se continuarán  consolidando y fomentando, incluso una vez que se retorne a la presencialidad.

En el contexto de la crisis sanitaria, relevante ha sido también el trabajo de Desarrollo Comunitario de la DDE, cuyo equipo tiene como objetivo principal la vinculación, promoción de la comunidad universitaria, con especial enfoque en el estamento estudiantil.

En correspondencia con ese propósito, se han desarrollado ciclos de reuniones con los CCEE, con dos objetivos: el informar de las acciones de emergencia que ha tomado la universidad para este semestre online, los despliegues de apoyo al estamento y  mantener la coordinación sobre distintas áreas que se venían ya trabajando. Además, se ha instalado un canal de difusión vía whatsapp para el envío de información de relevancia que desarrollan los distintos servicios y departamentos de la DDE.

El Programa de Acceso y Acompañamiento a la Educación Superior (PACE) y el programa Propedéutico contemplan el establecimiento de cupos adicionales al sistema de admisión  regular, que aseguran el acceso a la Educación Superior en base al desempeño en el contexto educativo y la participación en las actividades de los programas. De esta manera se contribuye a disminuir el sesgo socioeconómico y de género presente en las pruebas estandarizadas de admisión.

En los últimos años se ha observado una tendencia al aumento en los ingresos por estas vías de admisión, proponiendo una serie de desafíos institucionales para acompañar estos procesos.

Los programas PACE y Propedéutico asumen como desafío avanzar en las acciones y estrategias desarrolladas en conjunto con los diferentes estamentos institucionales, para poner a disposición de la comunidad universitaria el vínculo con el nivel de Enseñanza Media, esperando que a través de este intercambio se fortalezca la educación pública y se aumenten las oportunidades a los sectores tradicionalmente marginados.

Una de las áreas de la DDE que más ha sufrido las consecuencias de la pandemia ha sido sin dudas el Servicio de Educación Física, Deportes y Recreación, al no ser posibles las actividades presenciales.

Sin embargo, pese a la situación sanitaria, este servicio logró adaptarse a la modalidad online para dar cobertura a sus áreas curricular, extracurricular y selecciones. Durante el año 2020, sus profesionales reorganizaron sus actividades y adecuaron su oferta, siendo una alternativa para ayudar a la contención de las y los estudiantes y a mejorar su calidad de vida durante la pandemia.

 

Etiquetas:

Deje un Comentario

NOTICIAS

Más vistos