UTEM asume desafío de defensa de los derechos humanos de la comunidad universitaria

Autor: Vicerrectoría Académica|
En el contexto del ciclo de movilización ciudadana que vive Chile, y teniendo en cuenta la participación de estudiantes de la Universidad Tecnológica Metropolitana, la Vicerrectoría Académica (VRAC), en conjunto con el Programa de Derechos Humanos y Ciudadanía de la Universidad, anunció una estrategia para recoger y sistematizar la información respecto de los casos de violaciones a los derechos humanos a estudiantes y miembros de la comunidad universitaria en general, con el propósito de dar curso a los apoyos necesarios en cada caso.

El anuncio fue realizado en una amplia sesión de trabajo encabezada por la Vicerrectora Académica, Marisol Durán Santis; con la participación del Coordinador del Programa de Derechos Humanos y Ciudadanía, Víctor Osorio; la Directora de Desarrollo Estudiantil (DDE), Sandra Gaete; la Directora del Programa de Género y Equidad, Pamela Caruncho; junto a profesionales de la DDE y miembros de la Federación (I) de Estudiantes.

La Vicerrectora Académica señaló que “esta acción es muy importante para la proyección de la Universidad en cumplimiento de sus responsabilidades institucionales en materia de promoción de los derechos humanos y muy relevante para la vida de la comunidad de la UTEM en general”. Recordó que la instalación del Programa de Derechos Humanos y Ciudadanía fue resultado de un compromiso asumido por el Rector Luis Pinto Faverio, para “crear un nuevo espacio académico de docencia, investigación, interacción con el medio social y el territorio, desde un enfoque integral e interdisciplinario”.

La autoridad precisó que para la Universidad “no solamente constituye un deber acometer el levantamiento de la información sobre quiénes han sido víctimas de violaciones de los derechos humanos en nuestra comunidad, sino expresar su compromiso institucional para coordinar las instancias de que dispone, como el Plan de Apoyo Estudiantil, Bienestar y el Servicio de Salud Estudiantil, entre otros, con el fin de apoyar en forma concreta a los miembros de la comunidad universitaria que hayan sido víctimas de la vulneración de sus derechos fundamentales”.

“Los y las estudiantes tienen todo el derecho a manifestarse de forma pacífica, tal como lo ha hecho la mayoría de la ciudadanía en rechazo a los abusos y la desigualdad imperante en Chile y en reclamo de un país más justo e inclusivo, con democracia y derechos sociales garantizados, entre ellos el derecho a una educación de calidad, sin que medie en ello el mercado”, subrayó la Vicerrectora.

Al respecto, precisó que el trabajo a emprender en el campo de la defensa de los derechos humanos se inscribe en las orientaciones que el Rector  ha entregado respecto del modo de abordar este tipo de situaciones, “desde la posición de principios de la UTEM, en lo que se refiere a la defensa de los valores republicanos y el respeto de los derechos fundamentales de las personas”.

En la primera sesión de trabajo de la instancia, el Coordinador del Programa de Derechos Humanos y Ciudadanía explicó que la estrategia general de trabajo en la materia considera la socialización de la iniciativa, la habilitación de canales de denuncia, la entrega del reporte al Instituto Nacional de Derechos Humanos y otras entidades nacionales e internacionales, la disposición de presentar acciones judiciales, si corresponde, y de disponer medidas de apoyo concreto a las víctimas.

Asimismo, se refirió a los antecedentes del Programa, sus fundamentos y carácter, y explicó que la categorización de los derechos humanos cuya vulneración se catastra se encuentra en correspondencia con el marco conceptual de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de la ONU, así como los diferentes pactos y tratados internacionales que el país ha suscrito. “Por cierto, los derechos humanos son una integralidad, pero el sentido de urgencia que impone la coyuntura implica que deberemos centrarnos en las vulneraciones que se han producido en el marco del ciclo de movilización ciudadana, como detenciones arbitrarias, tratos crueles y degradantes, o atentados a la integridad física y psíquica de las personas”, precisó

El presidente de la Federación (I) de Estudiantes, Nicolás Carrancio, enfatizó que el catastro de víctimas “no puede quedar solamente en números”, al tiempo que llamó a respetar la confidencialidad de las y los estudiantes afectados en los casos específicos en que estos lo soliciten. A ese respecto, la vicepresidenta de la organización estudiantil, Danitza Figueroa, consideró que, si bien era muy importante la identificación de las víctimas, se debía tener en cuenta que hay estudiantes que temen reconocer su participación en protestas sociales por temor a persecución o algún tipo de sanción o reprimenda por parte de la Universidad.

Frente a tales inquietudes, la Directora de Desarrollo Estudiantil reiteró las palabras de la Vicerrectora Académica en cuanto al derecho que tienen las y los estudiantes a participar en las manifestaciones pacíficas y recordó la señal que del Consorcio de Universidades del Estado de Chile (Cuech), cuya declaración pública del 21 de octubre último manifiesta: “Las grandes movilizaciones sociales de los últimos días han dejado en evidencia un profundo malestar de la sociedad chilena producto del modelo social, cultural y económico que hemos construido desde hace décadas y que no ha sido capaz de disminuir la desigualdad y promover la cohesión social de nuestro país”.

La Directora del Programa de Género y Equidad informó que esa instancia ha desplazado a sus profesionales a los distintos Campus de la UTEM para realizar en terreno acciones de contención, y señaló, que, si bien hasta ahora no han recibido denuncia alguna por violencia sexual en el contexto de la crisis, constatan que existe temor a denunciar, en particular en este tipo de casos y que es necesario una labor perseverante de monitoreo de la situación.

Por parte del Plan de Apoyo Estudiantil (PAE), su encargada, Daniela Harris, aseguró que como servicio que trabaja de manera directa con las y los estudiantes, sus profesionales ponen énfasis en generar los espacios de confianza, e hizo un llamado a potenciar el trabajo con las redes externas a fin de hacer de manera más expedita las derivaciones en los casos necesarios. “El recurso humano es escaso y las competencias para abordar estas materias no está totalmente instaladas en todos los equipos. Por ejemplo, se requiere profesionales formados en el ámbito de la reparación”, expresó Harris.

El compromiso final fue iniciar un trabajo coordinado y permanente en torno a la defensa de los derechos humanos de todas y todos los miembros de la comunidad universitaria, desarrollando las redes, las herramientas y las acciones que sean necesarias para ello, con la convicción que “es un desafío que forma parte del sentido profundo de compromiso con el interés público y con los valores de la democracia que debe sostener una Universidad del Estado”, subrayó la Vicerrectora Académica.

En la segunda sesión de trabajo de este equipo, fue aprobado el Formulario-consulta vulneración Derechos Fundamentales, a través del cual se realizará el catastro inicial de cuántos/as integrantes de la comunidad UTEM han visto vulnerados sus derechos fundamentales en el contexto de la movilización nacional. La primera parte de la encuesta es absolutamente anónima y confidencial.

En caso de la persona requiera ayuda, acompañamiento y/o asesoría en cualquier área podrá llenar el formulario final con sus datos y recurrir a las instancias de apoyo que allí se indican.

 

Etiquetas:

Deje un Comentario

NOTICIAS

Más vistos