UTEM conquista dos medallas de plata en nacional de las Ligas Deportivas de Educación Superior

Autor: Vicerrectoría Académica|
La selección masculina de futsal y la estudiante de Ingeniería Comercial María José Espino Albornoz, en judo, se alzaron con sendas medallas de plata para la UTEM en la final nacional de las Ligas Deportivas de Educación Superior, considerado el evento deportivo para jóvenes de pregrado más importante del país, auspiciado por el Instituto Nacional de Deportes.

El equipo de futsal, bajo la dirección del técnico Luis Espinoza, cayó en la lucha por el oro ante la potente selección de la Universidad de Antofagasta, luego de un reñido primer tiempo en el que los norteños solo pudieron anotar su primer gol en los últimos 40 segundos de ese parcial.

En el segundo tiempo quedó sellado el marcador con 3-0 para Antofagasta, sin embargo la derrota de la UTEM no opacó el buen desempeño de nuestro equipo, que para llegar a la final tuvo que transitar un camino escabroso ante otras letales selecciones, frente a las cuales se impuso con cohesión, astucia, amor a la camiseta y el liderazgo del técnico Espinoza, cuya experiencia, dedicación y sabiduría fueron pieza clave para el logro de la presea plateada.

El camino a la final del torneo nacional  la selección de la UTEM lo inició en el Grupo A, venciendo en su primer partido a la Universidad Santo Tomas de la región de La Araucanía, con pizarra de 8-1, haciendo gala de un contundente juego, con muy buenos recursos tanto en defensa como en ataque, atributos que le permitieron pasar por encima de todas las líneas del adversario.

Un panorama diferente se vivió en la segunda fecha, cuando la selección de la Universidad de Viña del Mar, integrada en lo fundamental por jugadores de Santiago Wanderers futsal, evidenció su jerarquía con un resultado de 5-1 ante nuestro equipo, muy afectado psicológicamente por la estrategia del rival.

No obstante este traspié, la UTEM avanzó hacia cuartos de final para enfrentar al conjunto del AIEP de la región de O´Higgins, choque que resultó difícil, pero nuestra selección logró sacarlo adelante con marcador final de 5-3, con mucha cohesión en el plantel, mostrando que aprendió de los errores  cometidos ante el elenco de la Ciudad Jardín.

Luego de esta importante victoria, la selección UTEM se vio mucho más empoderada y se preparó muy bien para la semifinal. Bajo la sabia guía de su preparador, a través de videos hizo un estudio minucioso de los partidos anteriores del que sería su rival, la Universidad Arturo Prat, de Iquique,  examinando sus debilidades, teniendo en cuenta que se trata de un equipo con un estilo bien marcado (son campeones de futbol playa), y que venía con una racha a su favor de unos 10 goles por partido.

Nuestra selección planteó un juego con una defensa perfecta y un nivel ofensivo que le permitió impactar en cinco ocasiones dentro del arco rival, mientras un solo balón hizo blanco en nuestra portería. Con el sabor placentero de ese 5-1 pero conociendo la calidad del venidero rival,  la UTEM avanzó hacia la final para medirse con la peligrosa selección de la Universidad de Antofagasta.

En nuestra nómina, mención especial merece el arquero Andrés Barriga, estudiante de Ingeniería Civil Industrial, quien tuvo un sobresaliente desempeño en todo el torneo, pero de manera muy especial en el duelo contra los antofagastinos, donde el marcador en contra nuestra hubiese sido mucho más abultado de no ser por sus innumerables atrapadas.

También es destacable el desempeño de nuestro máximo goleador, el estudiante de Ingeniería Civil Industrial Eduardo Rivera, quien anotó siete goles durante el torneo; del Capitán Thomas Díaz, también de Ingeniería Civil Industrial, quien con su liderazgo influyó en la cohesión del plantel; y del estudiante de Ingeniería Civil Electrónica Miguel Lehue, distinguido por su velocidad, habilidad con el balón y capacidad para conducir el juego.

Pero sin dudas, este fue un triunfo colectivo, al cual contribuyó todo el equipo, que además integran Lukas Jesús Franco (Ingeniería Civil Electrónica), Benjamín Núñez (Ingeniería en Geomensura), Mauricio Valenzuela (Ingeniería Comercial), Camilo Serrano (Ingeniería Civil Industrial), Jorge Alejandro Pezó (Ingeniería Civil Mecánica), Fabián Jerez (Ingeniería Civil Industrial), Diego Mansilla (Ingeniería Civil Industrial) y Roberto Soontag (Ingería Comercial).

Gran aporte al logro de la medalla de plata hicieron también el ayudante técnico Benjamín Salgado y el delegado de futsal de la UTEM, Gabriel Alarcón, quien enaltece doblemente el rendimiento del equipo, teniendo en cuenta las condiciones adversas que han tenido que superar, con mayor razón es destacable y meritorio el esfuerzo de los estudiantes, dentro de las condiciones que la universidad ha podido gestionar.

“Es un desafío para la Institución resolver el tema de infraestructura deportiva, dadas las restricciones horarias de los espacios disponibles en otros recintos universitarios, y poder contar con canchas en los horarios que favorezcan a los estudiantes”, sostuvo la Directora de Relaciones Estudiantiles,  Sandra Gaete Mejías.

La Plata en judo

Descollante también fue la actuación de la estudiante María José Espino Albornoz, quien para llegar a la final en esta edición las Ligas Deportivas de Educación Superior, se impuso en dos torneos regionales, en los que resultó campeona en la categoría Novicios más de 78 KG, título que le sirvió de pasaporte para representar a la UTEM y a la Región Metropolitana en el certamen nacional.

En la final, desafortunadamente una lesión le impidió continuar el combate, quedándose con la medalla de plata. El oro fue a manos de una estudiante de la Universidad de Antofagasta.

 

 

 

 

Etiquetas:

Deje un Comentario

NOTICIAS

Más vistos